Día 6: Hebrón

Este día también fue muy significativo porque estuvimos en la ciudad de Hebrón uno de los puntos donde es más visible la ocupación militar israelí y sus consecuencias. Aunque se trata de una ciudad muy bonita, no podíamos dejar de estar en shock por la situación de injusticia y las violaciones sistemáticas de los derechos humanos que sufren los palestinos y palestinas. La jornada en Hebrón tenía como finalidad conocer de primera mano la situación de sus vecinos y vecinas y los efectos de la ocupación.

Realizamos una visita a la ciudad de la mano de Nidal, natural de Hebrón y que en estos momentos reside en Ramala, activista que trabaja en defensa de los derechos humanos de los palestinos y que, junto a otras personas, denuncia la situación que se vive en la ciudad.  Tuvimos la oportunidad de conocer a varias familias, como el caso de Shadi, cuya casa se encuentra localizada justo al lado de la ciudad vieja y cuya terraza ha sido atacada en diversas ocasiones por los colonos israelís sin ningún miramiento. Nos contaban que para ellos es importante que la gente acuda a Hebrón y escuchen sus historias y vean todas las grabaciones que realizan semanalmente denunciando la situación.

Al inicio de la jornada fuimos a la ciudad vieja y antes de entrar en la calle Shuhada tuvimos que pasar por un control militar. Conocida como la ciudad fantasma, en la misma continúan residiendo familias palestinas pero muy pocas, ya que las mismas han tenido que abandonar sus casas, cerrar sus negocios y trasladarse a otras zonas de la ciudad.

Para entender lo que estábamos viendo, antes de entrar a la ciudad vieja, Nidal nos explicó la historia de Hebrón. En 1968, un año después de la guerra de los Seis Días, se instaló el primer asentamiento israelí en Hebrón, Kiryat Arba. En estos momentos, más de 7.000 colonos viven en este asentamiento a las afueras de la ciudad. Otras cuatro colonias han sido creadas posteriormente en el corazón histórico de Hebrón, donde solo vivían palestinos.

Nos explicó que desde 1997 la ciudad está partida en dos: la zona llamada H1, que representa un 80% de su superficie, en la que viven más de 120.000 palestinos y que está bajo control palestino y la zona H2, el 20% restante (algo más de 4 kms cuadrados) que incluye el casco antiguo. En esta parte viven unos 35.000 palestinos y 800 colonos, y que está bajo control israelí.

Este panorama ha cambiado considerablemente con los años y parte de la zona H2 ha sido totalmente cerrada por el ejército israelí, concretamente la calle Shuhada, que fue durante años el núcleo comercial de la localidad, y el barrio de Tel Rumeida. Según datos de la ONG israelí B’tselem, más de 1.000 familias palestinas abandonaron sus casas en el centro de Hebrón desde 1994 y un 77% de los comercios cerró sus puertas.

Durante el día pudimos hablar con distintas personas que nos comentaron cuál era su día a día, las dificultades entorno al comercio, la falta de trabajo y la importancia de que personas como nosotros estuviésemos viendo la situación en la que viven para ser altavoz de sus historias y denunciar la situación que viven.

Durante la visita a la ciudad, en algunos puntos Nidal no nos podía acompañar porque nos movíamos por las zonas ocupadas de la ciudad donde los palestinos y palestinas no puedan moverse con libertad.

Antes de terminar la jornada visitamos la Tumba de los Patriarcas, conocida como mezquita de Ibrahim/Abraham. Por un lado es una mezquita y por otro lado es una sinagoga.

Estamos verdaderamente agradecidos y agradecidas con ACPP y con los compañeros y compañeras que han hecho posible que pudiésemos conocer de primera mano la realidad y esta maravillosa y sorprendente tierra como es Palestina.